Creating chaos and uproar wherever she goes.




»It takes more than one to make an army.


Normalmente parezco la persona más ortiva del Universo, pero si quisiera, podría llegar a caerle bien a la gente. De hecho, ayer sentí que sin mucho esfuerzo les caí bien a las tres amigas de Nicolás. Y no es que se requiera de mucho para caerle bien a alguien (tampoco es que me importa mucho ir por la vida cayéndole bien a la gente) pero normalmente no suelo dejar una muy buena primera impresión.
Soy un tanto tímida al principio, probablemente hasta resulte antipática, pero la verdad es que nunca me caractericé por ser "La chica del millón de amigos" (dudo que exista alguien que tenga un millón de amigos).
La cuestión es que siento que a medida que voy madurándo creciéndo, las cosas se me dan con mayor facilidad. Seguramente es porque yo me siento más segura y confiada; estoy mejor predispuesta ante la idea de conocer gente nueva y, como últimamente mi vida marcha viento en popa, mi humor es de diez y hasta me banco cosas (léase actitudes, acciones, reacciones...) que anteriormente no hubiera soportado ni ahí.
A lo que voy es a que la salida grupal de ayer me ayudó a reconocer que a veces está bueno dejar de lado esos ratitos de soledad para compartir más momentos con la gente que me rodea, que no siempre tiene porqué ser gente que quiera hacerme mal.

39 días


miércoles, 19 de noviembre de 2008 3:25