Creating chaos and uproar wherever she goes.




»Forget, regret or life is yours to miss.


A veces me gustarìa que todo fuera perfecto, pero siempre hay algo que desencaja y hace que las cosas no sean del todo como uno desearìa. Somehow, la culpa es toda mìa porque soy la ùnica responsable por mis actos, por lo que digo y dejo de decìr; por juzgar a la gente sin mirarme a mì misma al espejo. Pero si la culpa es verdaderamente mìa o no, no importa, yo tengo que aceptarla igual.
Por otro lado, es inùtil intentar darle un rumbo a las cosas cuando las mismas estàn tan desgastadas que perdieron todo su encanto. Y lo intento, pido perdòn y vuelvo a intentarlo cuando noto que me estàn tomàndo por boluda... hasta que caigo en la cuenta de que es hora de parar y seguìr adelante con otra cosa. Dejar de insistir cuando es evidente que ya no hay interès alguno.
No quiero pasarme la vida intentàndolo para despuès arrepentìrme y tener que pedìr perdòn por mostrar interès por los demàs. Es injusto que uno tenga que pagar siempre por querer arreglar cosas que no estàn funcionàndo como deberìan. Y cuando digo pagar me refiero a sufrir. A sentìr tristeza y esa dòsis de melancolìa que acompaña los ratos de soledad.
Lo que es realmente triste, es el hecho de que la vida sea una sola y que ningùn ser humano (mucho menos yo) sepa aprovecharla al màximo.
Espero que en mi pròxima vida no me toque un corazòn tan dèbil. Ojalà que sea de piedra. Mejor aùn... ojalà que directamente no tenga uno.


jueves, 11 de diciembre de 2008 16:25