Creating chaos and uproar wherever she goes.




»Love was made to get us to stay in quite a closer region...


...I wish my love could stay around a little more.

Desde que tengo uso de razón, cada vez que un chico me gusta (léase como "calentar" más que gustar, salvo que a los 7 u 8 años no sabía que a esa sensación se le llamara "calentura" u.u) automáticamente encuentro la manera de plasmarlo en una historia y convertírlo en el principe azul que finalmente se enamora perdidamente de mí y vivìmos happily ever after.
Toda mi vida fue así. Nunca hubo excepción alguna porque siempre pude adaptar ciertas características de la persona real a las de un personaje ficticio.
Pero a medida que fui creciéndo me di cuenta de que hay ciertas señales (no hablo de las maripositas en el estómago ni toda esa sartada de boludeces) que te indican que un chico te interesa bastante más que como amigo.
En mi caso, nunca había tenido una señal en particular que me lo indicara, más que sentírme a gusto estando cerca de esa x persona. Pero desde hace unos días, hay alguien que no sale de mi cabeza y estuve intentándo, en vano, convertírlo en un personaje con el cual yo puediera hacer lo que quisiera. Y digo en vano porque todavía no pude "inventar" nada. No puedo darle un nombre ficticio, no puedo describír sus razgos, sus costumbres. No puedo imaginarme un final feliz porque sé positivamente que no lo habrá. No habrà diálogos ni silencios. Ni miradas complices ni desencuentros.
Normalmente podría hacerlo pero por primera vez en la vida me encuentro estancada.
¿Serà que ya me tengo que resignar al amor y conformarme con lo que tengo?

En fin *happier thoughts*
Esta noche sale 'sacri family' reunion ♥


viernes, 13 de marzo de 2009 4:20