Creating chaos and uproar wherever she goes.




»Falling into pieces.


Me encantaría saber cuál es el secreto que esconden las personas que dicen llevar una vida perfecta. "La vida perfecta" no existe y yo me hago cargo de tal afirmación. Es imposible que algo sea del todo perfecto sin que haya un balance entre esta perfección y algo imperfecto (valgame la redundancia con tanta perfección).
Hoy día me auto-convencí de que el Universo se ensañó en hacerme la vida miserable, y por muy drama-queenesco que esto suene, es así.

Desde hace aprox. 1 mes vengo padeciendo absolutamente todo lo que mi vida acarrea. Hace 2 meses atrás amaba ir a la facultad, hacer los trabajos práticos. Incluso hasta tenía buenas notas. Ahora lo odio! No puedo levantarme para ir, me pesa hacer las tareas y para colmo me está yendo bastante mal. Ni hablar de mi trabajo. Mi bendito trabajo! Cada día me consume más y más. Durante las 7 horas que estoy ahí dentro no pienso, no hablo, no río, no soy. Y durante el resto de las horas que no estoy ahí dentro simplemente me llevo el Mundo por delante y junto con él a toda la gente que me rodea.

Lo peor de todo es que estas cosas que me (man)tienen angustiada y no me dejan dormir tranquila por la noche generan unos pequeños problemas con los que no puedo lidiar sola, aunque yo solita sea quien se meta en esos problemas.
Soy incapaz de aceptar cuando tengo la culpa y mucho más incapaz de decír BASTA, aún sabiendo que las consecuencias me van a afectar sólo a mí.
Pero por otro lado me cuestiono: Si dejara de cometer tantos errores y tratara de vivir la vida que me tocó en suerte, con sus pro y sus contras ¿tendría una vida perfecta? ¿Sería capaz de sonreír cada día sin derramar una sola lágrima por X situación que me acongoje? Es algo que nunca voy a saber.

Esta claro que no puedo dejar de cometer errores, porque es más fácil llorar una vez que la consecuencia se desató. Es más fácil que otros ofrezcan su ayuda y me liberen del dolor. Es más fácil que los demás solucionen mis problemas y tapen mis errores. Lo que no es nada fácil es que eso se sienta tan feo y tan miserable en mi interior.

Btw, hoy casi pierdo mi trabajo y encima tengo una deuda de $1300 por pagar. Hubiese sido genial ser yo si realmente me hubiera quedado en la calle. Ja! Cuán irónico!


lunes, 21 de septiembre de 2009 12:08