Creating chaos and uproar wherever she goes.




»Dream within a dream.



Después de sentarme por un largo rato para escribir mi review de Inception me di cuenta que sería bastante irrespetuoso de mi parte opinar sobre aquello que desconozco o que no entiendo del todo. Por esta razón me voy a limitar a dar mi opinión de aquello que si puedo fundamentar.
Inception es una película compleja que si bien no me costó tanto entender, me dejó llena de dudas y preguntas. En todo momento uno está atento a lo que va a suceder, tratando de no perderse ningún detalle por más mínimo que sea, porque es en base a nuestra interpretación que la película va a cobrar sentido. O muy por el contrario, muchos la van a tomar como un capricho de Christopher Nolan (¿quedan dudas de que es un director de la puta madre?) mal concretado.

Creo que esta película se podría entender mejor si la dividimos en dos partes: una teórica y una práctica. Durante la primera parte que va de la película al espectador se le explica mediante diálogos y ejemplos todo aquello acerca del subconsciente y de lo que el hombre es capaz de hacer con este (plantar una idea, diseñar una ciudad, cambiar cosas) y se lo adentra en toda esa locura que es diferenciar entre un sueño y la realidad.
Pero en la segunda parte de la película y hasta el final de la misma, el espectador ya está apto para ver como se lleva a la práctica todo aquello que nos fue explicado anteriormente, es decir, plantar aquella idea inicial en la mente del objetivo (es acá donde recae toda la trama).
Es así que mediante flashbacks, idas y vueltas e impactantes escenas filmadas con una exagerada lentitud, uno viaja por los distintos niveles de sueños para entender como esta teoría tan compleja lleva a todos los personajes a cumplir con la meta.

Además de la historia en sí, son los momentos de “acción” los cuales hacen de esta película una experiencia única. Básicamente todo lo que sucede en el sueño del personaje de Joseph Gordon-Levitt es increíble, pero la secuencia en la cual pelea contra otro hombre, flotando en el aire por la falta de gravedad es una de las más asombrosas que vi en mi vida y sin duda mi escena favorita de la película. Incluso aquellos momentos que están sostenidos por mero diálogo como los que comparten Leonardo DiCaprio (no entiendo como todavía no le dieron un Oscar a este muchacho, no hay papel que no pueda interpretar, aunque en esta película no se destaca mucho) y Marion Cotillard (gran actriz, su personaje mete miedo) resultan interesantes y son clave para entender el conflicto emocional que atraviesa el personaje de DiCaprio.

Creo importante destacar la labor del resto de los actores que completan al cast: A Joseph Gordon-Levitt siempre lo consideré uno de los mejores actores de su generación y en esta película no se achica pero siento que su interpretación pudo haber sido mucho mejor. Si bien tiene las mejores escenas de acción y las lleva con estilo, lo sentí muy duro y hasta forzado en gran parte de la película. Tal vez sea idea mía y su personaje fue pensado así, tal como él lo interpretó. De todas maneras estuvo muy bien. Ellen Page me sorprendió. Pasó de ser ”la chiquita que saltó a la fama con Juno” para convertirse a una actriz creíble. Tiene mucha química con Leonardo DiCaprio e incluso es uno de los personajes más interesantes. En mi opinión se lleva todos mis aplausos junto con Cillian Murphy que le añade a su personaje esa cuota de vulnerabilidad y decepción que hace que uno sienta pena por él y por todo lo que está sucediendo a su alrededor.
No conozco mucho del trabajo de Ken Watanabe pero con tan solo ver la escena inicial de la película uno se da cuenta que este señor es palabra mayor. De hecho es una de las interpretaciones que más me gustó, y finalmente está Tom Hardy que con su carísma y ese toque de arrogancia aportan la poca comicidad que hay en Inception.
Sin embargo, es la unión de todos estos personajes y lo que cada uno de ellos tiene para aportarle a “la banda” lo que más me fascinó.

Finalmente, Inception es una obra maestra porque Christopher Nolan no se privó de absolutamente nada y porque su imaginación no tiene precedentes.


Tengo la idea de que cuando la vea por segunda e incluso por tercera vez, mi review va a sufrir cambios radicales.


lunes, 2 de agosto de 2010 7:47